295 jóvenes de Lima Metropolitana iniciaron capacitación para trabajar en oficios con alta demanda laboral


295 jóvenes en condición de pobreza y vulnerabilidad de Lima Metropolitana dieron inicio a la capacitación ofrecida por el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), a través del Programa Jóvenes Productivos, para tener la oportunidad de trabajar en diferentes empresas formales en oficios con alta demanda laboral.

Son 80 jóvenes que vienen llevando el curso como ejecutivos de ventas, 100 jóvenes reciben capacitación como mercaderistas, 90 jóvenes como teleoperadores y 25 jóvenes son capacitados como ayudantes de almacén.


Las y los jóvenes que reciben capacitación como ejecutivos de ventas aprenderán técnicas de ventas, trabajo en equipo con orientación a cumplir los objetivos de las empresas, asistir a los clientes personalmente o telefónicamente sobre los procesos de la empresa, registrar la información registrada en el sistema, entre otros conocimientos.

Quienes llevan el curso de mercaderista, realizarán labores como ejecutar oportunidades de mejora identificadas en el punto de venta (bodegas), campañas, ofertas, promociones; manejar las sugerencias y observaciones de los clientes, entre otras.


Las y los beneficiarios del programa Jóvenes Productivos que reciben capacitación como teleoperadores podrán atender, gestionar y direccionar llamadas en las empresas, registrar los contactos y dar respuesta oportuna a las inquietudes de los clientes.

Por su parte, los jóvenes inscritos en el curso de ayudante de almacén, estarán capacitados para realizar tareas como: control de productos de almacén, recepción, orden, control, despacho y distribución de productos, registro de movimientos de productos en sistemas existentes, seguimiento y monitoreo a entregas oportunas, entre otras.

Asimismo, todos ellos, reforzarán sus conocimientos en comprensión lectora, razonamiento matemático, computación, y en habilidades como la empatía, asertividad, autoestima, manejo de emociones, trabajo en equipo, solución de problemas, entre otros, que son requeridos por las empresas al momento de su selección de personal.

Durante la capacitación, las y los jóvenes reciben sin costo alguno materiales de estudio, refrigerios y pasajes para asistir a las capacitaciones.